Laredo, Tx.- Un operativo de cuatro días en cinco ciudades de Texas por parte de la agencia de Inmigración y Control de Aduanas, (ICE, por sus siglas en inglés), tuvo como resultado el arresto de 52 indocumentados delincuentes, de los cuales 20 fueron ubicados en Laredo.

Durante esta incursión policiaca, los oficiales realizaron las aprehensiones en ciudades del Valle de Texas, donde se detuvieron a 9 extranjeros, 7 en San Antonio 16 en Waco-Austin y 20 en esta ciudad, de los cuales 46 son hombres y el resto, mujeres.

Daniel Bible, director de Operaciones de Campo de ICE en San Antonio, dio a conocer que los extranjeros arrestados durante esta batida son de los siguientes tres países: México (47), Honduras (4) y Cuba (1). Agregó que más del 67% de los extranjeros arrestados por los oficiales de deportación de ICE tienen un largo historial criminal que incluían condenas y / o cargos pendientes por una serie de delitos, como asalto, agresión, violencia doméstica, infracciones de tránsito, conducir bajo la influencia, posesión de drogas, tráfico de drogas, hurto, reingreso ilegal después de la deportación, entrada ilegal y asalto agravado con un arma mortal.

Dijo que dieciocho de los arrestados, eran fugitivos de inmigración con una orden final de expulsión, mientras que otros 21 volvieron a ingresar ilegalmente a los Estados Unidos después de haber sido deportados anteriormente, lo cual es un delito grave. Explicó que dependiendo de la criminalidad de un extranjero, si vuelve a ingresar a los Estados Unidos después de haber sido deportado previamente, se comete un delito punible con hasta 20 años en una prisión federal, si se le declara culpable.

Los siguientes son los resúmenes criminales de cuatro hombres arrestados en San Antonio durante esta ejecución: 17 de junio: oficiales de ICE arrestaron a un inmigrante ilegal hondureño de 25 años en Laredo. Tenía una condena por asalto agravado con un arma mortal y fue sentenciado a cinco años de prisión.

Anteriormente, se le retiró de los Estados Unidos y actualmente está pendiente el procesamiento federal para el reingreso después de la deportación. 18 de junio: oficiales de ICE arrestaron a un extranjero ilegal mexicano de 25 años en Waco. Tenía una condena penal por conducir en estado de ebriedad y fue sentenciado a 12 meses de libertad condicional.

Los agentes de ICE lo entregaron al condado de McLennan basándose en su orden judicial por evadir el arresto / detención con un vehículo, que es un delito grave. Una vez que su caso penal esté totalmente resuelto, será remitido a la custodia de ICE para su expulsión de los Estados Unidos. 19 de junio: oficiales de ICE arrestaron a un extranjero ilegal mexicano de 34 años en Killeen. Tenía dos condenas penales separadas por asalto que causa lesiones corporales a un miembro de la familia. El 28 de febrero de 2017, un juez federal de inmigración ordenó su expulsión de los Estados Unidos. Los oficiales de ICE ejecutaron la orden del juez al trasladarlo a México el 19 de junio de 2019.