Gastón Monge

 

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- En la ciudad hay dos mil 200 personas que padecen diabetes en diferente grado, pero solo la mitad acude a un control médico frecuente, por lo que la restante mitad puede sufrir las secuelas de esta enfermedad si no acude pronto con un médico para su valoración, dijo el coordinador médico en la jurisdicción sanitaria, Francisco Mejía.

Francisco Mejía

Por ello es que la diabetes es la enfermedad que más preocupa a los médicos de la ciudad, porque desde hace 10 años es la tercera causa de enfermedad y muerte entre los ciudadanos, al igual que los infartos al miocardio, explicó Mejía.

“Se deben cambiar los estilos de vida, y las medidas de prevención que hacemos es atacar primero a través promoción a la salud, difundiendo lo que es la diabetes y las medidas para su prevención”, explicó el médico.

Ello se debe, dijo, a una notable disminución del sistema inmunológico de los diabéticos, por lo que sugirió que estas personas deben tener cubiertos todos sus esquemas de vacunación para evitar decesos.

Dijo que el enfermo debe realizarse una valoración médica periódica de la hemoglobina, con la finalidad de medir de manera más precisa su control real de diabetes, “y estos nos orienta en cuanto al manejo tanto dietético, como de medicamento y ajuste de dosis”, explicó.

Invitó a los enfermos a que acudan a  las unidades médicas de la Secretaría de Salud, ya que cuentan  con estudios de hemoglobina dicosilada y medicamentos de primer nivel, pero que acudan a la mayor brevedad para la corrección de su diabetes y evitar las complicaciones propias de la misma enfermedad”, señaló.

En cuanto a la diabetes juvenil, dijo Mejía que se cuenta con un registro mínimo, ya que la población de diabéticos es básicamente de adultos, y son pocos los casos de insulino dependientes, que es la diabetes juvenil, “pero les acoto que era una característica de personas mayores de 40 años, pero ahora la vemos entre personas de 35 años”, expresó.