Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Ante lo inestable del clima y el adelanto de la temporada invernal, la Secretaría de Salud recomienda a la población que se abrigue bien cuando salga a las calles, ya que de un momento  a otro el clima y la temperatura pueden cambiar de manera brusca.

Esto lo dijo el jefe de la jurisdicción sanitaria, Óscar González, y como ejemplo mencionó que en los últimos días las temperaturas han sido muy variables, lo que ha ocasionado el incremento en el número de consultas en clínicas y hospitales.

“Recomendamos a las madres de familia que cuando manden a sus hijos a las escuelas, sabiendo que va a cambiar el clima, los manden bien arropados aunque el día amanezca bonito, pero que los protejan con ropa adecuada por si cambia el clima en el curso del día”, mencionó.

El objetivo de esto es que los niños se protejan para evitar enfermedades respiratorias innecesarias, toda vez que en esta temporada de invierno las consultas aumentan hasta un 30 por ciento en los consultorios médicos, por enfermedades de las vías respiratorias, sobre todo en niños menores de cinco años y en adultos mayores, las que pueden ser prevenibles mediante el cuidado a tiempo.

Esto ocurre, de acuerdo al médico, cuando los niños son enviados a las escuelas en camisa y ropa ligera, pero cuando salen al mediodía el clima ya cambió, y es cuando inician las enfermedades respiratorias.

Por lo tanto, recomendó  a los padres de familia que ante cualquier  inicio de enfermedad de las vías respiratorias, las madres de los niños afectados los lleven con un médico a revisión, y que eviten la automedicación y no se confíen que es solo un ‘resfriadito’.

El resultado, dijo, es que cuando llevan a sus hijos con un médico es porque van muy enfermos y en ocasiones con algunas complicaciones respiratorias adicionales que pueden ocasionar su hospitalización.

“Por eso insisto en que las madres de los niños no deben esperar a que la enfermedad avance y que no se confíe, ya que argumentan que no tenían tiempo para llevarlos con un médico, y cuando los llevan ya presentan complicaciones de las vías respiratorias, como tos, fiebre y otras dificultades respiratorias”, señaló.