El pasado domingo, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el Frente Amplio de Tamaulipas, organizaron una marcha en apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador por su toma de posesión y su llegada al gobierno federal.

Se convocó a los militantes, simpatizantes y ciudadanos que apoyaron a López Obrador en la pasada elección y a todos aquellos que quisieran asistir y formar parte de la marcha, ya que a Tamaulipas, en opinión de los morenistas, le irá muy bien con AMLO en la presidencia de la República.

Todo iba muy bien al arrancar la marcha, habían asistido más de cien personas de Victoria pero con sus gritos, aplausos y consignas apoyando a Morena y a López Obrador, parecía que iban más de mil personas.

Los organizadores tenían programado que al terminar el recorrido, que se llevó a cabo del 17 Carrera Torres hasta El Paseo Méndez, habría una serie de discursos por parte de los convocantes, pero casi al finalizar el sentido de este evento cambio de rumbo.

Y es que de repente ya en camino al Paseo Méndez, un grupo de simpatizantes de Lalo Gattas, ex candidato de Morena a la presidencia municipal de Victoria, empezaron a gritar consignas en su favor y esto molesto a José Antonio Leal Doria, presidente del Consejo Político Estatal de Morena, quien sin perder el tiempo quiso detenerlos y les dijo que esa marcha era en favor de Morena y de López Obrador y no para apoyar a una persona.

Esto calentó los ánimos de los militantes de Morena, pero los simpatizantes de Gattas no le hicieron caso a Leal Doria quien al llegar al Paseo Méndez les dijo, palabras más palabras menos:

“Primero les voy a pedir que tengan calma… esa calma que no tuvimos al marchar, este acto no es un acto de oportunismo, este es un acto de celebración, este es un acto de Morena, es un acto netamente de Morena, no es un acto de oportunistas.

No queremos y no aceptaremos políticos fantoches, políticos que quieren servirse, que buscan seguir sirviéndose de nuestro partido -y señaló a Lalo Gattas y a sus seguidores al decir- ahí está, ahí están respondiendo precisamente, ahí se nota quienes son los que viene a empañar un acto de celebración que debe servir para apoyar al presidente López Obrador”.

Y la gritería no se hizo esperar, ya que los simpatizantes de Gattas no dejaban hablar a Leal Doria y le contestaban: ¡el pueblo pone y el pueblo quita! Una y otra vez hasta que el dirigente de Morena dejó por fin de hablar en el micrófono.

Sin duda que esta escaramuza revela la desconfianza que le tienen los militantes de Morena a los políticos oportunistas que buscan llegar a una posición electoral o del gobierno federal.

De tal manera que si les piden opinión del centro del país, es seguro que Gattas saldrá reprobado y no le darán ni las gracias por haber participado a menos de que Renato Molina, el delegado especial de Morena, venga y lo rescate del incendio que provocó su desesperación por tener una posición en el gobierno federal e influir para que uno de sus simpatizantes sea candidato a la diputación local en la próxima elección.

Si Renato Molina lo hace, dejará mal parada a la dirigencia estatal de Morena y es seguro que esta organización inicie su desintegración en Tamaulipas antes de iniciar, dicen ellos, su camino hacia la gubernatura. ¿Qué les parece?

Apunte final. Chito García dio a conocer que la Secretaría de Desarrollo Económico de Tamaulipas estimó que el próximo año se reabrirán unos 30 casinos en el estado.

Que lo hacen después de que el Congreso local derogó prohibirlos en la entidad y con ello, evitar la fuga de turistas, la derrama económica hacia Monterrey y por supuesto que también lo demás que generan como prostitución y el narcotráfico. ¿Verdad?

http://oscarcontrerastamaulipeco.mx

Post not found !