Anticipándose a la avalancha de migrantes que serán expulsados por los Estados Unidos, el presidente municipal de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuellar, informó que activará otro albergue para darles atención porque tendrán que esperar la respuesta de su petición de asilo que las autoridades norteamericanas les darán y pudieran pasar más de dos meses en esta situación como les sucede a los migrantes que se encuentran en Tijuana.

Desde luego que esto es parte de las acciones que acordaron el gobierno de México y el de los Estados Unidos, después de que suscribieron el acuerdo donde se nombró a México como “País Seguro” y es por esta razón, que el gobierno federal debe responsabilizarse de la situación de los migrantes al ser ellos, quienes tomaron esta decisión.

Sin embargo, Rivas Cuellar ha expresado que es un tema humanitario y Nuevo Laredo se ha convertido en una “Ciudad Receptora de Migrantes” y es necesario darles la atención debida por su condición de migrantes. Por ello, informó que “seguiremos tocando puertas para bajar recursos, ya que el gobierno municipal está superado… pero en la medida de nuestras capacidades los estaremos atendiendo”.

Así que a partir de este viernes 28 de julio Nuevo Laredo será una de las tres “Ciudades Receptoras de Migrantes” que existirán en la frontera norte y se contempla la llegada de 150 a 200 personas diariamente y se sumaran a los 3 mil migrantes que ya se encuentran en los albergues de esta ciudad fronteriza y los cuales están rebasados en su capacidad.

Cabe señalar que las autoridades de Nuevo Laredo mantienen una permanente comunicación con el gobierno estatal, federal y de los Estados Unidos, con el objetivo de atender el fenómeno migratorio así como la seguridad de los neolaredenses, por lo que ya se preparan para trabajar con dos procesos y atender a los migrantes de manera más ordena:

El primero es el que llegan a esta frontera los migrantes desde Centroamérica, Cuba y África a registrarse ante el Instituto Nacional de Migración (INM) para ser llamados por autoridades del vecino país.

Y el segundo por el que arriban desde Estados Unidos derivado de los acuerdos con el gobierno federal y las autoridades de Washington.

Finalmente, Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo son las llamadas Ciudades Receptoras de Migrantes y en el caso tamaulipeco este municipio fronterizo recibirá a los migrantes que regresen de Acuña hasta Roma, Texas, que tiene frontera con Miguel Alemán.

Cambiando de tema. Por fin los empresarios del sur de Tamaulipas se dieron cuenta que el presidente Andrés Manuel López Obrador no liberará los 3 mil 500 millones de pesos para la rehabilitación de la Refinería Madero y esto lo confirma el dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Evaristo Gutiérrez, quien comentó:

“Todo parecía que es un hecho, vino el presidente, vino la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, todos eran indicadores de que ya iba a arrancar, sin embargo no hay una señal clara de cuando van a iniciar”.

Por lo pronto, los empresarios ya están preparados ante la demanda que pondría tener de servicios y materiales y señala que al momento 50 constructoras están listas para trabajar en la refinería.

Pero bueno, esperamos que AMLO pronto cumpla con lo que prometió, porque aunque “tiene otros datos” seguirá cayendo en el ánimo y la simpatía de los tamaulipecos. Así de simple.

Punto final. Por cierto ya se anuncia que los presidentes de México y Honduras, Andrés Manuel López Obrador y Juan Orlando Hernández se reunirán la primera quincena de julio con el fin de evaluar la crisis migratoria y suscribir la incorporación hondureña al programa de desarrollo socioeconómico del Triángulo Norte de Centroamérica que busca frenar la migración irregular a Estados Unidos y desde luego, aunque aún no lo dicen es seguro que AMLO les regalará otros 100 millones de dólares para que hagan lo que quieran. Ya lo verán…

http://oscarcontrerastamaulipeco.mx

Post not found !