Gastón Monge

 

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Un censo elaborado por la Secretaría de Salud para detectar posibles enfermedades entre los migrantes  que se encuentran en los albergues, indica que actualmente hay más de mil 400, aunque  han transitado ya por la ciudad más de tres mil 600, mencionó el coordinador médico de la jurisdicción sanitaria, Francisco Mejía.

Francisco Mejía

Dicha cantidad de migrantes es de mucho riesgo en cuanto a posibles brotes de algunas enfermedades entre los migrantes, como los brotes de influenza porcina, sarna, paperas y otras enfermedades detectadas por el departamento de Salud en Mc Allen, Texas, ciudad distante de Laredo unos 240 kilómetros de Laredo.

Algunos africanos y centroamericanos confinados en refugios de aquella ciudad padecen dichas enfermedades,  pero no se han presentado en los albergues de Nuevo Laredo, por lo que la Secretaría de Salud  mantiene una estrecha vigilancia sanitaria en su interior, dijo el médico Francisco Mejía.

Comentó que se trabaja en los albergues de la ciudad para elaborar un censo cada semana para detectar y determinar los padecimiento de los migrantes que puedan estar enfermos, a los que se les otorga tratamiento, ya que existe un acuerdo con los responsables de los albergues y la Secretaría de Salud para llevarlo a cabo.

“Tuvimos una reunión el viernes pasado para tratar el fenómeno migratorio desde el punto de vista de las enfermedades que son comunes en los lugares de origen de los migrantes”, mencionó el médico al señalar que las enfermedades comunes a los migrantes son entre otras, el sarampión, ébola y  otras enfermedades propias de los países a los que pertenecen.

El censo elaborado entre los migrantes, es para determinar  si están enfermos y cuáles son las enfermedades que los aquejan, pero descartó que haya brotes de los padecimientos detectados en aquella ciudad norteamericana.

“Destacamos la frecuencia de más extranjeros de origen cubano, hondureños y africanos, y ese es el resultado el censo, además de migrantes de otros países. Y el manejo que les damos de los padecimientos son infecciones  respiratorias, lesiones musculares, gastroenteritis, parasitosis, pero ninguna enfermedad que ponga a las autoridades de salud en alerta o en vigilancia epidemiológica”, explicó.

Y es que cada semana médicos de la dependencia acuden a los albergues para llevar a cabo revisiones médicas y determinar las necesidades de los migrantes en cuanto a la salud se refiere.