Juan Rodríguez
Laredo, Tx.- Con la presencia de los alcaldes de Laredo, Pete Sáenz y de Nuevo Laredo, Enrique Rivas, se firmó ayer un acuerdo binacional para atender los casos de emergencias en esta frontera.
Los representantes de las autoridades porteñas, acompañados de sus más cercanos colaboradores, estuvieron como testigos de este trascendental acto, mediante el cual se establece la cooperación mutua en estos casos, entre las dos ciudades vecinas.
Mediante este plan transfronterizo, las dos ciudades se comprometen a trabajar mancomunadamente en cualquier situación de emergencia que se presente, así como también a intercambiar protocolos de acción contra cualquier situación que ponga en peligro la seguridad de las dos comunidades.
Steve Landín, jefe del Departamento de Bomberos, anunció también que se estarán abriendo cursos de capacitación para el personal de Protección Civil y Bomberos de la vecina ciudad, así como también a empleados de las empresas maquiladoras.
Sáenz, por su parte, reiteró que mediante este tipo de acuerdos, el río Bravo no divide a los dos Laredos, que los une más, como muestra de solidaridad y hermandad que históricamente existe.
Por último, Landín invitó a un recorrido a las autoridades visitantes por las aulas de capacitación y entrenamiento con que cuenta esta corporación, a donde asistirán los apaga-fuegos a una diversidad de cursos, próximamente.