Juan Rodríguez

Laredo, Tx.- El Departamento de Salud de Laredo puso desde ayer en servicio una clínica más en el sur de Laredo, precisamente en el barro “Santro Niño”, donde miles de madres de familia que residen en esa área recibirán los beneficios y las atenciones de manera más directa.

Al evento inaugurativo, estuvieron presentes el alcalde Pete Sáenz y los regentes interinos Rosario Cabello y Robert Eads, además del director Héctor González, entre otros invitados más.

El programa WIC proporciona alimentos suplementarios, referencias de cuidado de la salud y la educación nutricional de bajos ingresos a embarazadas, en lactancia y posparto que no estén amamantando y para bebés y niños de hasta cinco años de edad que se encuentran en situación de riesgo nutricional, explicó González.

Aseguró el funcionario que el programa WIC es eficaz para mejorar la salud de las mujeres embarazadas, nuevas madres, y sus bebés y que la participación se ha relacionado con períodos más largos de gestación, peso al nacer más altos y menor mortalidad infantil.

Las nuevas instalaciones donde funcionará dicho programa, se encuentra en la cuadra 2200 de la calle Saltillo y cuenta con 15 mil pies cuadrados de construcción, además de varios departamentos de atención médica y alimentaria, servicios que son enteramente gratuitos para la población en general, sin necesidad de estatus migratorio ni perfil religioso y sin distingos de raza.