Gastón Monge

 

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Aunque el recorte de presupuesto federal al sector salud en el país, afectó a hospitales en cuanto al abasto de medicamentos, contratación de personal y mejoramiento de la infraestructura de sus edificios, esta situación prevalece en el hospital general de esta ciudad desde hace mucho tiempo, pero se han conseguido algunos logros, reveló el secretario general del sindicato de trabajadores de ese nosocomio.

Luis Alberto Zúñiga Bernal

Luis Alberto Zúñiga Bernal dijo que estos problemas ya no son tan graves en el hospital, ya que desde hace tiempo se padece de la falta de medicamentos, de insumos, de contratación de más personal y del mejoramiento del edificio que durante la temporada de lluvia se trasmina e impide trabajar de manera adecuada a los médicos y enfermeras con los pacientes.

Pero pese a ello, dijo que luego de hablar personalmente con Mario Cantú Salinas, subsecretario de salud en Tamaulipas, sobre el asunto de establecer un cuarto turno, se logró que personal de guardias de fin de semana y días festivos nocturno dejaran de trabajar una guardia para que otros empelados la trabajaran.

“Hubo buena aceptación  y ya se trabaja con ese beneficio aunque con el mismo personal, y el 6 de mayo nos avisan que ya nos autorizaron 50 contratos, y por eso recibimos a los hijos de los trabajadores para que metan una solicitud, además de que la bolsa de trabajo también fue abierta para personas externas”, explicó.

Hacen falta 50 personas, entre ellos 28 para el área de enfermería, pero el recorte de presupuesto no ha agudizado el problema que se vive en ese hospital desde hace mucho tiempo, ya que las carencias son las mismas, como medicamentos, insumos y material para cirugía, guantes para personal de intendencia y enfermería.

“Pero sabemos que la autoridad local ha solventado los faltantes, pero eso lo deben enviar de ciudad Victoria, pero hemos visto que ya tenemos una mejor dirigencia y nos quitaron al anterior director , y tenemos buena relación con el actual director”, mencionó.

Si hay solución parcial a esos problemas del hospital, dijo Zúñiga que seguirá insistente hasta que todos los pendientes se resuelvan y se beneficie tanto al personal como a los pacientes, comenzando con una remodelación al edificio.

Añadió que aunque algunos asuntos ya se han resuelto, ve más interés de parte de las autoridades municipales por ayudar a resolver esos problemas, pero dijo que no todo se puede resolver por las autoridades locales, ya que es un inmueble que depende del gobierno del Estado.