GUAJARDO, NO POTENCIA, NI REÚNE LAS ESTRATEGIAS DE MORENA.

Guadalupe E. González

Cd. Río Bravo, Tam.-Pese a que políticos “traidores y chapulines” como el ex alcalde de Río Bravo Juan Diego Guajardo Anzaldua, piensan que “todo lo pueden tener a sus pies”, hoy a esta clase de sujetos vivales y oportunistas, “han recibido, un claro ejemplo de repudio y rechazo”, porque MORENA, a través de su Consejo de selección de candidatos a diputados locales, fue claro al señalar sin objeciones que, “Juan Diego”, simple y llanamente, nunca ha estado en el ánimo de la militancia, ni de quienes comulgan con el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, porque éste, por su calidad bipolar, “es un traidor natural” y gentes como él, en Morena, “no tienen cabida”.

La Comisión Nacional de elecciones de MORENA, al responder al resolutivo del TRIFE, fue tajante al señalar que, Guajardo Anzaldua, por tener participaciones en otros partidos políticos, “no puede ser considerado como un idóneo perfil”, porque evidentemente, éste político de baja calidad moral, “no potencia adecuadamente las estrategias electorales” de este organismo político y por esta razón, “Juan Diego, cada vez más se viene quedando sin posibilidades de participar en pos de cargos de elección popular, porque, “a donde llega traiciona” y por esta irresponsable y voluble postura política, al ex alcalde de Río Bravo, “en los partidos, se le ha venido perdiendo la confianza”, por ser irrespetuoso y falto de seriedad en sus tratos.

Otro factor que se estipula en el veredicto de Morena ante el Tribunal Federal Electoral de la sala Regional con sede en Monterrey, Nuevo León, respecto al polémico caso del ex Presidente Municipal de Río Bravo es que, por el momento Juan Diego Guajardo, “no contribuye a la estrategia territorial de Morena”, pero además por la equidad de género, este partido político, definió que para el Distrito VIII, corresponde a una mujer y por ello, ha sido seleccionada Francisca Castro Armenta “Paquita”, quien el sábado por la tarde recibió en el IETAM, el acta que la acredita como oficial abanderada de ese partido a legisladora local.

De acuerdo a versiones no confirmadas, se aduce que, “Juan Diego había pactado” con el Senador Ricardo Monreal Ávila y con el asistente de éste, Alejandro Rojas Díaz Durán, “recibir el abanderamiento de Morena”, para buscar ser Diputado Local, tras la dolorosa derrota sufrida por éste, frente al hoy alcalde de Río Bravo Lic. Carlos Rafael Ulivarri López y por esta razón, “Guajardo se la ha pasado, picando piedra”, para reincorporarse a la política y desde adentro del engranaje, proyectar nuevas tareas para en la siguiente ronda electoral, es decir, “intentar nuevamente ser Presiente Municipal”, pero la gente de las colonias y ejidos de esta pujante comunidad riobravense, le ha perdido evidentemente al fe y la confianza a este irresponsable político, porque a quienes prometió ayudarlas, “nunca las volvió a ver” y lo peor es que, “nunca las recibió en la Presidencia Municipal”.

En redes sociales, a Juan Diego Guajardo, se le atribuye tener desdibujados ideales entre los que se cuentan “la avaricia, la codicia y otros preceptos nada gratos”, porque dejan entrever que eso, es lo que, este ex edil, “ha dejado como huella negra imborrable en sus Gobiernos”, en las dos veces que ha sido Presiente Municipal, porque las promesas de este insensato político y comerciante “jamás las cumplió”, adoptando comportamientos que rayan en la desfachatez y el cinismo, porque a Guajardo, le fue ambiguo, ecuánime e indiferente atender a las familias de Río Bravo, familias humildes en su mayor parte, a las que dejó “en compás de espera”, es decir, con “un palmo de narices”, porque Juan Diego, siempre “les sacó la vuelta para evitar que lo encararan”.

Para concluir, Morena, estableció ante el TRIFE que para el VIII Distrito, cuya cabecera es Río Bravo, para la Diputación Local, “va con Poquita Castro Armenta” y que Juan Diego Guajardo, en esta vez, “no tiene nada que andar haciendo”, porque al menos en este partido político, no se le llamó para nada. Y si tuvo algunos acuerdos “o “algunos arreglos”, eso si los hizo, no fue con nadie de MORENA, porque en este partido, “no se comulgan con esta clase de nefastas posturas”.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –