Agencias

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Se buscará darle otro uso a las obras del aeropuerto construidas en Texcoco, aseguró Gerardo Ferrando Bravo, nuevo director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, en entrevista radiofónica con Carmen Aristegui.

Expuso que para detener las obras en Texcoco es necesario primero resolver el tema financiero. En ese contexto dijo que se pedirá a los tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que autoricen su uso para construir la terminal aérea en otro lugar.

“Para financiar el proyecto de Texcoco se hicieron emisiones de bonos por seis mil millones de dólares. En estas emisiones hay una serie de condicionantes que señalan que los recursos captados se aplicarían al nuevo aeropuerto en Texcoco.

“Entonces, lo primero que requerimos es un consentimiento de los tenedores de los bonos de que esos recursos se podrán usar para un nuevo aeropuerto de la ciudad de México, pero en otro lugar”, expuso Ferrando.