También informa al funcionario federal, del “cuello de botella”  y la mala imagen que se tiene en Km. 26 por el escombro que se dejó después del desmantelamiento de la garita

Redacción

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-La instalación de la AGA y la ampliación del Puente Internacional del Comercio Mundial (Puente III) fueron algunos de los temas tratados en la reunión con el administrador general de aduanas Roberto Peralta,  informó el presidente municipal Enrique Rivas.

Refirió que en la junta participaron los administradores locales de las aduanas de la frontera tamaulipeca, personal de Infraestructura de Aduanas y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

“Se externaron diversas peticiones en materia de infraestructura, como la construcción del quinto carril y el caracol para llegar al Puente III, pero en lo particular le hice saber al administrador general de aduanas la problemática que tenemos en el Kilómetro 26”, externó Rivas Cuéllar.

Se refirió al “cuello de botella” que se hace en la vía que va de Nuevo Laredo a Monterrey, por las malas condiciones en que se encuentra, además del escombro que dejó la demolición de la garita, que no ha sido retirado y da una pésima imagen.

“También estamos por coordinar la llegada de la Administración General de Aduanas (AGA) en una primera etapa, ver los proyectos y los terrenos para su instalación. Presenté la propuesta del Centro de Convenciones donde estará el World Trade Center y la otra opción es en el Puente III”, dijo.

Rivas Cuéllar señaló que ahí se cuenta con el espacio y pueden disponer de unas 10 hectáreas para las oficinas de la AGA.

Agregó que las autoridades se llevaron una muy buena impresión de la ciudad, resaltaron el trabajo coordinado entre los sectores productivos, academia y gobierno en un solo sentido y Nuevo Laredo puede dar mucho más en materia de competitividad.

El edil destacó la actitud del administrador Ricardo Peralta para destrabar asuntos de manera inmediata, hay voluntad de su parte de mejorar la infraestructura y tecnología de las aduanas para reducir las tiempos de espera, que no afecte la importación y la exportación, en especial las de Tamaulipas.