Juan Rodríguez

 

 

LAREDO, Texas.- Alrededor de 25 mil madres e hijos, registrados en el programa WIC, en siete condados de la región, incluyendo Webb, serán los primeros en resultar afectados con el cierre parcial del gobierno federal –o “shutdown”–, a partir de febrero.

Lo anterior fue dado a conocer por el doctor Héctor González, director del Departamento de Salud, quien agregó que debido a que los fondos con que se brinda apoyos de salud y de nutrición a las madres de hijos menores de 5 años y lactantes, son federales, se espera que se suspendan estos servicios.

González consideró de muy lamentable que esto suceda, pues estas familias de quedarían sin los recursos que el gobierno federal y estatal  otorgan a estas madres, a través de esta dependencia de salud municipal.

Indicó que actualmente está trabajando conjuntamente con los legisladores Henry Cuéllar, Judith Zaffirini y Richrd Peña Raymond, a fin de que estén monitoreando cualquier cambio en la política del presidente Trump, para saber cómo actuar en caso de que se llegase a perder estos fondos, a partir del mes que entra.

Indicó que el WIC provee, ademas de servicio de bienestar y de salud, también se les otorga una tarjeta con la que pueden adquirir gratuitamente verduras, frutas y todos los productos lácteos, empezando por la leche, incluyendo la leche en polvo  –o fórmula– para los infantes.

Ante esta inesperada situación, Gonzáez dijo que espera que el gobierno estatal cuente con un fondo de contingencias para este tipo de imprevistos gubernamentales.

Caso contrario, el gobierno municipal absorbería todos estos gastos en cuanto a los servicios de salud y otros programas prioritarios que por años han venido proporcionando a las madres de escasos recursos en los condados de Hogg, Jim Wellls, Zapata, Duval, Brooks, Starr y Webb.

González dijo que tan sólo en el condadi de Webb, son más de 22 mil familias que dependen de estos apoyos alimentarios por parte del Departamento de Salud de Laredo.(JRnoticias.net)