Juan Rodríguez
LAREDO, Texas.- Jóvenes de varias organizaciones pro-inmigrantes realizaron esta tarde una protesta en contra de uno de los dos centros de detención federales, denunciando que una indocumentada salvadoreña, presuntamente, ha venido siendo cambiada de varios reclusorios desde Taylor, Texas, para acallarla de sus denuncias de abusos que ha venido sufriendo supuestamente en el interior de esos centros.
Integrantes del Laredo Inmigrant Alliance y Grass Roots Leadership, se instalaron frente a las instalaciones del Laredo Processing Center del Corporations of Corrections of America (CCA, por sus siglas en inglés), ubicado en 4702 Saunders para protestar y denunciar la situación que diariamente sufre Griselda Cruz López dentro de su cautiverio.
Ilse Méndez, representando a LIA, aseguró que la vida de Griselda ha sido todo un calvario, porque no ha podido denunciar plenamente los abusos que ha sido objeto todos estos meses en los que ha sido transferida varias veces de otras prisiones para indocumentados, para evitar que se hagan públicas las quejas de maltratos y abusos por parte de los guardias, además de que lsa mantienen en constante acoso carcelario, porque se ha negado a firmar su deportación, porque sería como dejar a su su suerte a su hija Samantha, de 6 años de edad, quien se encuentra en Chicago, donde asegura está siendo objeto de abusos sexuales y fisicos, al no haber nadie quién la cuide y la defienda.
Jamie Moncada, otra de las protestantes, solicitó la intervención del congresista Henry Cuéllar, a fin de que Griselda pueda ser liberada y pueda reunirse con su hija, quien estos momentos, aseguró, se encuentra en un peligro inminente, en graves riesgos de perder su vida.
Jrnoticias.net intentó conocer el status carcelario de Griselda Cruz López, pero el Supervisor de Turno, de apellido Mullinn, se negó a hablar, sugiriendo que contactaramos a ICE, a un teléfono local, pero nadie contestó la llamada.
Los inconformes dijeron que continuarán con sus protestas, hasta lograr su cometido y que seguirán a Griselda hasta donde ella sea llevada, “para que finalmente salga a la luz los abusos del que son objeto cientos de indocumentados enclaustrados en estos centros de detención”.