Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Al enterarse que la empresa Gas Natural o Fenosa, responsable del suministro de este combustible a la población, cerrará sus puertas en la ciudad, el presidente del Consejo de Instituciones, Fernando Rodríguez Garza, comentó que debido a los problemas que este cierre ocasionará a la población, recomendará  el cambio a gas Butano, mientras se aclaran los motivos del cierre y desde donde operarán sus instalaciones para surtir dicho combustible.

“No sabemos a donde vaya a estar ahora la oficina central, pero en cuanto a servicio sabemos que siempre  ha habido reclamo en cuanto a la prestación del servicio de la compañía, en cuanto a cobros y servicios que están dentro de la facturación, pero vamos a esperar que servicios van a ofrecer”, comentó.

Empero, dijo que mientras se aclara la situación, recomendó a la población que cuenta con este servicio de suministro de gas natural, se cambie a la opción de gas butano, una recomendación que el Consejo de Instituciones hiso hace algunos años mediante una encuesta en la que de acuerdo a la gran cantidad de quejas en contra de esta empresa, se optaría por el cambio a gas butano.

Recordó que en ese tiempo había promociones de las empresas gaseras n cuanto a facilidades para obtener equipos, sistemas y la misma instalación de los conductos de este combustible, además de la conversión de gas natural a gas butano.

Reiteró que para ello  el Consejo de Instituciones establecería comunicación con las empresas gaseras, y desempolvar un convenio con dichas empresas en que se establece que ellos ofrecerían los equipos para el cambio de combustible, sin costo alguno.

Dijo que al cerrar sus puertas las oficinas administrativas, ya no habrá lugar a donde presentar las quejas en casos de fallas o irregularidades en las lecturas, aunque dijo que sería en las oficinas centrales que se ubican en la ciudad de Monterrey.

Hasta el momento la directiva del Consejo de Instituciones no ha tenido pláticas con los directivos de la empresa de gas natural, pero dijo Rodríguez que ya se les ha invitado y que no han atendido dicha invitación, por lo que se ignora las condiciones en las que se encuentra esa empresa ante la población a la que surte del combustible.