Juan Rodrìguez

 

 

LAREDO, Texas.- Un total de 137 centroamericanos de los 1,800 que pertenecen la caravana que llegó  ayer a Piedras Negras, Coahuila, fueron trasladados a esta ciudad, para iniciar un proceso judicial ante jueces de inmigraciòn para saber si son elegibles a un asilo humanitario, por lo que organismos caritativos como Bethany House y Caridades Catòlicas y el municipio, les prodigaron albergue temporal y alimentos.

Cerca de las 7 de la noche, los inmigrantes llegaron a la estación de autobuses Greyhound, con un pase libre ICE y la Aduana y Protección Fronteriza para internarse hacia cualquier ciudad de Estados Unidos, donde esperarán su comparecencia ante los magistrados federales, pero mientras tanto permanecerán en Laredo en esta ciudad para contactar a sus familiares y poder reunirse con ellos, tiempo que durará varios días.

Mientras tanto Bethany House ofreciò alimentos diarios, en tanto que el Instituto Holding, de las Caridades Católicas, que dirige el pastor Mike Smith, les otorgará albergue en sus instalaciones de Washington y Santa María, donde instalarán tiendas de campaña.

Smith adelantó que la estancia de los centroamericanos será por varios días en Laredo, pues tomará tiempo en que avisen a sus familiares, además de que tienen problemas para pagar su boleto de viaje a otras ciudades del interior, por lo que va a ser un proceso de varios días.

Indicó que el problema se agravará porque desde anoche mismo se esperaba la llegada de más grupos provinientes de Eagle Pass y así sucesivamente durante los próximos días.

Benjamín de la Garza, director de Caridades Católicas pidió a la comunidad que ahorita lo que necesitan los inmigrantes es colchas, artículos de higiene personal, papel de baño, agua embotellada,  toallas húmedas y sanitarias, porque son familias enteras, con niños, las que han llegado a esta ciudad, donde se esperan más en los siguientes días.